¿Qué es la asertividad?

La asertividad es la capacidad para expresar nuestras emociones, sentimientos y pensamientos o defender nuestros derechos, respetando esos mismos aspectos en los demás. Parece fácil pero conseguir mantener una comunicación asertiva es complicado. Tendemos a caer en errores de comunicación que, no parecen dar problemas en un primer momento, pero a la larga nos ocasionan consecuencias negativas.

¿Cuáles son estos problemas?

Dos errores que se comenten son actuar de forma pasiva o agresiva en vez de tender a la forma asertiva.

Al actuar o comunicarse de forma pasiva la persona deja de lado sus propios derechos, sentimientos o valores y antepone los de los demás intentando por todos los medios no provocar un conflicto o/y evitando pasar un mal momento. Suele darse cuando se nos presentan situaciones en las que dar la respuesta que queremos dar podría ocasionarnos un malestar, vergüenza o a veces incluso dolor. Este tipo de comunicación se caracteriza por bajar la mirada al hablar, mostrar una voz vacilante, tener movimientos corporales nerviosos o inapropiados, etc.

En muchas ocasiones nos parece acertada esta forma de actuar ya que nos quitamos el problema o directamente no le hacemos frente y evitamos ese malestar. Pero a largo plazo, nos ocasionará peores consecuencias ya que tendremos que lidiar con todo aquello con lo que no lo hayamos hecho antes. Además, se da una imagen de persona insegura o manejable, lo cual puede ser utilizado por los demás para su propio beneficio.

Por el contrario, en la respuesta agresiva la persona antepone y defiende sus derechos u opiniones de una manera ofensiva, deshonesta, manipulativa y/o inapropiada, pasando por encima de los derechos, opiniones y sentimientos de los demás. Este tipo de comunicación se da cuando queremos conseguir algo por cualquier medio y no pensamos en las consecuencias que ocasionaremos a los demás.

Suele ir acompañado de comportamientos no verbales como una mirada agresiva y fija, un aumento del volumen de la voz, gestos o posturas de amenaza, etc., aunque no tiene por qué. En muchas ocasiones una persona mantiene una comunicación tanto verbal como no verbal aparentemente apropiada a la vez que se muestra agresiva.

Al igual que en la conducta pasiva, se obtienen consecuencias positivas a corto plazo ya que se obtiene lo que se quiere, pero a largo plazo solo traerá consecuencias negativas porque la persona no será buena comunicadora y los demás no mostrarán respeto sino miedo hacia ella.

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de comunicación?

La conducta asertiva sería las más acertada ya que la persona expresa de forma directa sus sentimientos, pensamientos y necesidades, respetando los derechos de los demás. Esto no quiere decir que no tengamos que pasar malos ratos a la hora de expresarnos o que siempre vayamos a conseguir lo que queremos, pero daremos a entender que somos personas tolerantes y empáticas que, entendemos y respetamos a los demás aunque defendamos lo que nosotros pensamos o queremos.

Este tipo de comunicación se suele manifestar describiendo los hechos concretos, manifestando sentimientos y pensamientos, pidiendo de forma concreta lo que queremos y especificando las consecuencias tanto positivas como negativas que supondrían cada decisión o postura.

En este caso las consecuencias de mantener una actitud asertiva serían positivas tanto a corto como a largo plazo ya que no daríamos lugar a confusión o malentendidos por nuestra parte y los demás sabrían como poder comunicarse con nosotros, cuáles son nuestros pensamientos y nuestros límites.

asertividad

Evidentemente, no siempre se mantiene una u otra postura para todo. Hay momentos y situaciones y no siempre nos encontramos igual emocionalmente. Esta explicación sirve para conocer qué dos maneras de actuar que nos causan problemas en nuestras relaciones con los demás y por tanto, afectan directa o indirectamente a nuestra salud emocional.

Si te encuentras en una situación en la que tus forma de comunicarte interfiere de forma significativa en tu vida, haciendo que no te permita vivir la vida que quieres vivir o realizar aquello que es importante para ti, quizás es recomendable que puedas buscar ayuda profesional para crear nuevas estrategias que te permitan recuperar las riendas de tu vida.

Para contactar conmigo haz click aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.