El castigo ¿Qué es y qué tipos hay?

¿Qué es el castigo?

El castigo es un procedimiento a través del cual se disminuye la probabilidad* de que se repita una conducta en el futuro.

Al igual que en el reforzamiento, un estímulo actuará o no como castigo según la función o el efecto que tenga sobre la conducta, más que por su topografía.

Por eso, lo que quizás para una persona en un momento determinado podría ser un castigo, para otra en otro momento no tendría por qué serlo, depende de la historia personal y de las condiciones en las que se encuentre dicha persona a la hora de recibirlo.

Un estímulo actuará como castigo solo cuando consiga influir en la conducta disminuyéndola. Si no ocurre nada será porque no está cumpliendo con esa función.

Tipos de castigo:

Castigo Positivo

Se da cuando a la conducta que se desea eliminar le sigue la aparición de algo malo o que no le gusta a la persona.

Ej: quemarse la mano al tocar una plancha caliente, o estudiar horas extras por portarse mal.

TOCAR PLANCHA   +   QUEMADURA    //   Conducta   +   estímulo aversivo (algo malo)

El hecho de quemarse tras tocar una plancha haría que no se volviese a repetir (tocar la plancha habría sigo castigado positivamente)

Castigo Negativo

Ocurre cuando tras realizar una conducta determinada se eliminan ciertos privilegios o no se permite acceder a algo que se desea. Hay dos tipos de castigo negativo:

Tiempo fuera: si a la conducta le sigue un periodo de tiempo en el cual no se puede acceder a reforzadores.

Ej: ir a la cárcel tras cometer un delito.

DELITO   –   X TIEMPO DE LIBERTAD  //  Conducta  –  tiempo de exposición a estímulo apetitivo (algo bueno)

Coste de respuesta: se retira algo de lo que se estaba disfrutando hasta ese momento.

Ej: pagar una multa por aparcar en un sitio prohibido.

APARCAR EN SITIO PROHIBIDO   –   DINERO (MULTA)  //  Conducta  –  estimulo apetitivo (algo bueno)

Denegar la libertad durante un tiempo determinado disminuiría la probabilidad de que la conducta de cometer un delito fuese repetida, al igual que quitar una cantidad de dinero del que dispone la persona podría influir disminuyendo la conducta de aparcar en un sitio prohibido disminuyéndola (estarían siendo castigadas negativamente)

Al igual que en el reforzamiento, hay ocasiones en las que un mismo estímulo puede actuar como castigo positivo y negativo al mismo tiempo, por ejemplo: entrar en la cárcel puede suponer una experiencia muy negativa para la persona (C+) y a la vez no poder obtener o disfrutar de otros reforzadores mientras se está allí (C-).

*Cuando hablamos de influir sobre el comportamiento siempre tenemos que hablar en términos de probabilidad ya que el hecho de aplicar técnicas de modificación de conducta no asegura que el efecto sea el deseado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.